Qué es el Dollar Cost Averaging y por qué deberías aplicarlo siempre

La volatilidad es una de las señas de identidad del mercado de las criptomonedas. Un arma de doble filo que te hace feliz cuando el viento sopla a tu favor, pero te hunde cuando va en tu contra. Sin embargo, existe una forma muy sencilla de lograr que siempre te beneficie: la estrategia del Dollar Cost Averaging (DCA).

¿En qué consiste este método de inversión? Es muy sencillo: comprar de forma periódica una determinada cantidad de Bitcoin o de la criptomoneda en la que confíes, independientemente del precio que tenga en cada momento.

La clave del DCA, que en el caso de operar con euros podría rebautizarse como Euro Cost Averaging (ECA), radica en que al tratarse de activos cuya evolución en el tiempo se ha demostrado que, en menor o mayor medida, arrojan un balance positivo, comprarlos de forma recurrente hace que se equilibren sus fluctuaciones de precio.

Con la estrategia del Dollar Cost Averaging podrás obtener unas buenas ganancias si eres un inversor a largo plazo, ya sea en el mercado de las criptomonedas o en cualquier otro.

Se trata, básicamente, de hacer que las matemáticas jueguen a tu favor, ya que el precio promedio de un activo que sufre fuertes altibajos, pero que a la larga presenta una tendencia de crecimiento, hará que tu cartera aumente.

Cómo funciona el Dollar Cost Average

Lo primero que tienes que hacer para aplicar la técnica del Dollar Cost Averaging es decidir cuál va a ser tu apuesta y la asignación que le vas a dedicar cada cierto periodo de tiempo, que puede ser una semana, un mes, tres meses… Todo en función siempre de tus posibilidades económicas.

Hay quienes, dentro de la lógica del DCA, balancean su inversión en función del precio que el activo tenga en el momento en el que les tocaría comprar por el calendario autoimpuesto.

Es decir, si yo he estipulado que el día 15 de cada mes voy a invertir 100 euros en Bitcoin pero, llegada esa fecha, ha experimentado una gran subida, puedo reducir la asignación a la mitad, por ejemplo; si el día 15 del siguiente mes está cotizando a la baja invertiré, en este caso, 150 en lugar de 100.

Trabajar siguiendo la fórmula del DCA significa borrar de un plumazo los riesgos que conlleva efectuar realizar una gran inversión de golpe, ya que al ser tan volátil el mercado criptográfico uno nunca sabe si lo que hoy parece barato en su entrada, mañana mismo se habrá convertido en algo caro.

El Dollar Cost Average no solamente es útil para ganar, sino también para evitar perder mucho. En el caso de que el activo que hayas elegido sufra una pérdida de valor en el tiempo, haber promediado tus compras amortiguará esa caída de su precio.

qué es el DCA
El DCA con el Bitcoin es una estrategia exitosa.

Ejemplos reales de Dollar Cost Averaging

Hay mucha gente que entiende la teoría sobre el DCA, pero se pregunta si en la práctica es una buena idea y funciona. En la web CostAVG.com te permiten ver las diferencias entre las ganancias generadas por una estrategia DCA en comparación con la misma inversión hecha de una sola vez.

Si pruebas con esa calculadora de DCA, verás que algunas veces los beneficios de una inversión realizada del tirón supera holgadamente a los generados con un Dollar Cost Average, pero en contrapartida con el DCA habrías eliminado los riesgos de que te hubiera salido mal ese “disparo” único.

Vamos a verlo más claro con un ejemplo real realizado con el citado simulador. Pongamos por caso que en diciembre de 2017 empezamos a aplicar una estrategia de Euro Cost Averaging sobre el Bitcoin, a razón de 100 euros cada mes y con una comisión de compra de un 0,1%.

Hasta este mes de julio de 2021 nuestra inversión habría ascendido a un total de 4.400 euros (44 inversiones). Habríamos pagado 4,40 euros en comisiones y adquirido un total de 0,59657731 BTC, cantidad que en estos momentos, a su precio actual de 28.504 euros, tendría un valor de 17.004,84 euros.

Habríamos generado, por tanto, un beneficio neto de 12.604,84 euros. El precio promedio al que habríamos estado comprando el BTC sería de 7.375,41 euros, por lo que el ROI (el retorno de nuestra inversión) habría sido de un +286,47%.

Con esas mismas variables, comparemos el resultado en el caso de haber efectuado la inversión de una tacada. Habríamos invertido el 1 de diciembre de 2017 un total de 4.400 euros en Bitcoin, que en esa fecha costaba 9.231,73 euros.

A día de hoy tendríamos un total de 0,47614044 BTC, que con el precio actual equivaldría a 13.571,91 euros. Nuestro beneficio neto sería de 9.176,31 euros, con un ROI del 208,45%.

Como vemos, el sistema del Dollar Cost Average en este caso nos habría reportado unas mayores ganancias que las de invertirlo todo de una vez, el llamado en inglés Lump Sum (suma global).

Dollar Cost Average
Gráfico que muestra la diferencia entre una inversión con Dollar Cost Averaging y con una suma global.

Las criptomonedas con mayores retornos usando el DCA

Si en lugar de haber apostado por Bitcoin lo hubiéramos hecho con Ethereum, habríamos tenido un rendimiento mucho mayor. El ROI con nuestro DCA sería de un 679,77%, mientras que con el de una inversión de golpe y porrazo sería de un 361,10%. Prácticamente tendríamos el doble de beneficio de haber aplicado el Dollar Cost Averaging.

En esta tabla puedes ver lo que habrían generado 15 de las principales criptomonedas aplicándoles una DCA en los últimos años. Como podrás comprobar, la que mayor beneficio ha generado con la técnica del DCA es Dogecoin, con un espectacular +31.433,6% desde 2016.

criptomonedas mayor ROI con DCA

Si te pica la curiosidad por conocer el desempeño de alguna otra altcoin mediante esta valiosa técnica, puedes consultarlo desde aquí.

Además de comprar en las caídas, en lugar de en los periodos alcistas como hacen muchos novatos, el DCA es sin duda una táctica muy recomendable para todos los inversores minoristas.

¿Qué te parece? ¿Estás realizando ya una estrategia de Dollar Cost Averaging con tus criptomonedas favoritas? Cuéntanos en los comentarios con cuáles y qué tal te va.

Deja un comentario