¿Qué son los DEX y los CEX? ¿Cuál debo usar?

¿Estás iniciándote en el mundillo cripto y has leído ya varias veces DEX y CEX sin saber lo que son? Pues no te preocupes, que en dos minutos te lo vamos a explicar de forma rápida y sencilla.

Cuando tienes que hacer una transacción o un intercambio de criptomonedas no es operativo ni fiable, salvo que sea con alguien de tu máxima confianza, hacerlo de persona a persona, cara a cara.

Por eso surgieron las plataformas de intercambio. Dentro de estas hay dos grupos, los intercambios descentralizados (Decentralized Exchanges, conocidos por las siglas DEX) y los intercambios centralizados (Centralized Exchanges, CEX).

Veamos sus diferencias y cómo son cada uno de estos dos tipos de casas de intercambio.

Cómo funcionan los DEX

Un intercambio descentralizado o DEX trabaja sobre la blockchain de Ethereum, solamente opera con criptomonedas y no tiene a ninguna autoridad detrás, a diferencia de los exchanges tradicionales.

Lo mejor de los DEX es que puedes realizar compras o ventas con tus activos manteniéndolos en tu billetera y únicamente saldrán de ella para acometer la transacción.

No necesitarás registro ni claves privadas, simplemente te conectarás al DEX a través de tu billetera, Metamask y Binance Smart Chain principalmente.

Y si no los gobierna nadie, cómo funcionan, puede que te preguntes. El control lo hace el programa (el contrato inteligente creado en la red de Ethereum) y determinadas decisiones se llevan a cabo de forma mancomunada y democrática entre los usuarios con derecho a tomar parte en la gobernanza de la plataforma.

O sea, que un DEX es de, por y para el pueblo, para entendernos.

El más famoso y con mayor volumen de mercado de los DEX es Uniswap, que corre sobre Ethereum, seguido de PancakeSwap, que lo hace sobre la Binance Smart Chain.

DEX exchanges descentralizados

Diferencias entre los DEX y los CEX

Los intercambios centralizados (CEX), por el contrario, los gestiona una empresa, o lo que es lo mismo, habrá un intermediario entre tú y la otra persona con la que realices una operación. Serían, guardando las distancias, como los bancos del mundo cripto.

En este caso sí se permiten las transacciones con dinero tradicional. Otras ventajas de los CEX es que habrá más pares de intercambio y más liquidez y también, por lo general, una mayor velocidad a la hora de ejecutar las acciones.

La parte “negativa” es que estarás obligado a registrarte y verificar tu identidad, es decir, a cumplimentar el proceso del famoso Know Your Customer (KYC) y a implementar las habituales y pertinentes medidas de seguridad en tu cuenta.

Y hablando de eso, aquí llega uno de los principales problemas de los CEX: si son hackeados puedes quedarte sin tus fondos, ya que se los dejas en custodia para poder realizar operaciones.

El exchange centralizado más popular del mundo y el mayor en volumen comercial es Binance, que también lanzó hace en 2019 una plataforma descentralizada sin demasiada gloria: Binance DEX.

Un punto común de los DEX y los CEX es que en todos ellos no te librarás de las comisiones por las transacciones.

Entonces, ¿qué vale la pena usar, DEX o CEX?

La respuesta es que depende de lo que necesites. Hoy en día la mayoría de los traders tienen no una, sino varias cuentas en distintos CEX, al tiempo que realizan cuando lo precisan operaciones en DEX, si bien en estos el volumen es mucho menor.

Hay ocasiones en que una cripto recién salida al mercado tarda en llegar a los CEX, mientras que algunos DEX las listan antes, a veces incluso estando en ICO.

Por contra en los CEX puedes ejecutar órdenes de compra o venta, lo que resulta muy cómodo para evitar tener que estar monitorizando el precio de un token para adquirirlo o desprenderte de él.

Lo recomendable, en cualquier caso, es que una vez que empieces a manejar un volumen de inversión importante te hagas con una billetera “fría”, como el Ledger, para que tus fondos no estén “delegados” a nadie, sino en tu completo poder.

Como verás a menudo en los foros y en las redes sociales, “your keys, your money”, es decir que si no tienes las claves privadas de tus criptomonedas, no tienes tu dinero, ya que está en manos de un tercero.

Aquí tienes un enlace a la página de Ledger, por si estás interesado en comprar su billetera de hardware y así dormir más tranquilo sabiendo que tus fondos están bajo tu poder:

comprar un Ledger

Deja un comentario